1 may. 2009

Rojo Aseptil

De niño padecía de la garganta. Muchas madrugadas mi abuela Atlántida tuvo que salir corriendo conmigo, en la máquina de Pepe el Sordo, para el policlínico de San Fernando de Camarones. Yo iba tiritando de la fiebre, mi abuela rezando y Pepe el Sordo cagándose en Dios por aquella neblina infranqueable que siempre nos esperaba en La Chirigota.
Como un fantasma, el tren de caña del central Espartaco nos salía al paso y se perdía otra vez entre el humo de los cañaverales incendiados en la noche. Siempre que pienso en aquellos episodios, la boca se me llena del sabor del Rojo Aseptil. Luego, en la medida en que mi afección se fue haciendo crónica, la doctora sustituyó el remedio por uno más tajante: toques yodados. Era una fórmula que preparaban allí mismo y que me anestesiaba las amígdalas por horas.
La última vez que fui a la estación de Camarones, en el botiquín de mi madre todavía sobrevivían un pomito de Rojo Aseptil y otro de toques yodados. Junto a ellos, ya sin fechas de vencimiento, se apilaba el viejo kit de primeros auxilios de Atlántida: Merthiolate, Poción Jacoud, Alcohol Boricado, Aceite de Hígado de Bacalao, Elixir Paregórico, Azul de Metileno, Yodotánico y Anís Estrellado.
Ahora está contraindicado, pero el sabor del Rojo Aseptil es uno de mis mejores recuerdos. Porque eso quiere decir que no fui a la escuela, que Atlántida me compró algún libro en la piquera de San Fernando, que me lancé por la canal del parque infantil Camilo Cienfuegos y que oí a Pepe el Sordo cargarse en Dios a gritos, como si de verdad quisiera que él lo escuchara.

10 comentarios:

Ana Zilma Miranda dijo...

Elixir Paregórico?????
Y como tu recuerdas eso?

Ale dijo...

Ay, Camilo, recuerdo ese sabor perfectamente. ¿Cómo logras convertir algo tan insignifacante como el sabor del rojo aceptil en una poesía? A veces me haces un nudo en la garganta que no creo que se cure ni con toques yodados.

La Gross dijo...

Camilo:
Que curioso. LLegué a tu blog porque estoy pariendo uno que se llamará Aseptil rojo. Soy peruana, nacida y vivida en Lima, y mi abuela no tenía un nombre tan fantástico como la tuya -la mía se llama Adela- pero también nos pintó la garganta de escarlata con el Aseptil cuando éramos niños. De pronto ha vuelto el olor de su habitación, una mezcla de agua de colonia con madera vieja, y el sol de su sonrisa cuando me veía llegar a su puerta.
Me encantó tu blog. Lo visitaré. Y espero que cuando termine de armar el mío le eches una mirada.

Heidi Grossmann
Lima, Perú

Anónimo dijo...

lindo, pues hoy me muy temparno y con miedo me eche aeptil por la nariz por consejo de mi esposo y frankamente me hizo expulsar todo el moco acumulado entre la nariz y la garganta si bien toda mi vida he utilizado aseptil rojo para todo nunka me lo habia echado por la nariz solo por la garganta me siento bien almenos ya no me estoy atorando todo el tiempo volvere por tu blogg saludos

Anónimo dijo...

Acabo de leer sus comentarios, y yo hasta ahora hago uso del famoso Aseptil Rojo, tenía las amígdalas a punto de estallar, con mucho dolor, lo probé todo, pero nada fue eficaz como la receta de la mamá o la abuelita. me ha calmado mucho el dolor, yo creo que 2 toques más y ya estoy curada. No olvidar que al tener faringitis muchas veces se propaga y se complica más, puede dar tos, gripe, etc. el ambiente está contaminado con las bacterias, por tanto, haced una quema con hojas secas de eucalipto y así purificarán el ambiente!!! Saludos y gracias por sus comentarios...

Andres Berger dijo...

Disculpa

¿Por qué está contraindicado el Aseptil Rojo?

Hay algún remedio recomendado para sustituirlo?

pilar dijo...

Hola Camilo, me encantó tu apología al Aseptil Rojo, remedio infaltable en los botiquines de los latinos, yo soy peruana y hasta ahora lo compro, costumbre que heredé de mi madre y ella seguro de mi abuela. Aqui hasta ahora es muy usado nunca supe que estuviera contraindicado. Aqui lo usamos tanto por la nariz, que es menos común, como por la garaganta. Yo en particular para mi faringitis crónica suela hacer un preparado. Jugo de limón, puntita de sal, Aseptil rojo y glicerina. Sonoará a bomba atómica pero me alivia, y me elimino cualquier cantidad de flema. Hay que tomar mucha agua y en invierno ideal chalina al cuello. Ahora en verano imposible, pero es muy efectivo. Sino me lo aplico 2 o 3 veces al dia, directo a la gargante y a veces me lo paso pero me han dicho que sólo es tópico y que no lo haga.

No lo dejen de usar es muy bueno, efectivo y barato.Lima, Marzo 2016

Pilar

Anónimo dijo...

Y lo puedo hechar para escaldaduras ?

Rosy dijo...

Mami estuvo internada 11 días, y salió del sanatorio con una tremenda escara en las posaderas, le estamos haciendo su tratamiento de acuerdo a las indicaciones del doctor, las enfermeras vienen 2 veces por semana pero no veo avance. Una amiga me sugirió que le hiciera toques de aseptil y hoy lo hice, pero ahora me vino el miedo, no tendrá indicaciones para las escaras, gracias por su respuesta

Rosy dijo...

perdón quise decir no tendrá contraindicaciones para las escaras, soy Rosy e hice el comentario anterior, gracias