21 ene. 2009

La Curva

Ahí se acaba o empieza el Paradero de Camarones, todo depende de la dirección en que se vaya. Por ahí también pasa una frontera ficticia a la que nadie se ha acostumbrado. Hace ya 33 años que a las seis provincias cubanas las partieron en catorce pedazos, pero todavía la gente insiste en nombrar las cosas como en el “tiempo de antes”.
En el caso del Paradero de Camarones el asunto se complica, porque dividieron al pueblo en dos mitades inconexas. Una mitad pertenece a Palmira y la otra mitad pertenece a Cruces. Eso hace que a unos les toque viajar hacia el Sur y a otros hacia el Norte cuando tienen que hacer alguna diligencia.
A muchas casas a las que la línea roja llega a pasarles por encima. Justo en la puerta de la cocina de María Ramona, por ejemplo, se acaba un municipio y empieza el otro. Ella vive más allá, pero tiene el excusado, las gallinas y las dos puercas de ceba más acá. Come en Palmira y caga en Cruces.
Antiguamente en ese crucero había una pequeña caseta de madera donde se guarecían los abanderados. Cada vez que un tren pitaba a lo lejos, ellos se atravesaban en el medio de la carretera con dos trapos rojos que alertaban a los choferes que venían en ambas direcciones.
Aún así, debido a la abrupta curva y a la poca visibilidad, ocurrieron grandes accidentes. Los alrededores del crucero se convertía en una zona de desastre que tardaba semanas en volver a la normalidad. De los hierros retorcidos se ocupaban los que necesitan construir un corral de puercos. De los restos, las auras tiñosas.
Pero la mayor utilidad que se le da a la Curva en el Paradero de Camarones es como unidad de medida. Cada vez que alguien tiene que describir una distancia de manera que todos lo puedan entender, sólo tiene que hacer una pequeña conversión. Si logra calcular cuántas veces sería del punto donde están hasta la Curva, será más que suficiente.
Nada allí orienta mejor a la gente que ese punto donde se acaba o empieza todo.

6 comentarios:

William Navarrete dijo...

Camilo, disculpa mi supina ignorancia pero ¿en qué provincia queda el pueblo de Camarones?
http://cubalpairo.blogspot.com/

Camilo dijo...

William, Camarones está en la provincia de Cienfuegos, a unos cinco kílómetros de Cruces, en la carretera que conecta a la Perla del Sur con Santa Clara.

Miriam dijo...

Camilo:
Yo estoy en la misma situacion tuya. Hace 39 años sali de Cuba y mi mente nunca se marcho del Paradero de Camarones.
Aramis Gonzalez, Miami , Fla.

Yoani Sánchez dijo...

Estimado colega:
Muchas gracias por los textos enviados; los recibo todos... y todos son buenos. Mantengámonos en contacto.
Saludos desde La Habana.

Belkis Urquiza dijo...

Camilo tengo que decirte que tu blog me fascina. No soy muy dada a leer blogs y a veces me atormentan tantos envios de gente que ni conozco pero tu Fogonero es un oasis de inteligencia, buen gusto y lucidez. Soy habanera y a veces me molesta esa insistencia de los guajiros de resaltar a sus pueblos cuando no pueden vivir sin las ciudades y por lo que veo tu no te salvas. Pero te queda bien, de guajirito no tienes nada. un abrazo desde Miami.
Belkis

Lexsy dijo...

Hola Camilito soy Lexsy, la hija de Aida y Raúl . Vivo e Canarias hace 16 años y me sorprendió mucho ver a nuestro pueblo en google, gracias a ti todo aquel que quiera puede conocer que existe un pueplo de Cienfuegos que se llama Paradero de Camarones, espero que sigas aumentando tu bloc con mas informacion. Camilito, te tengo que decir que el único mal recuerdo que tengo de la estación de trenes fue que me escapé de casa para buscar guayaba con Quica, Grisel Y Tona y me cai dandome un golpe en las cejas de 6 puntos, pero nada son recuerdos que quedan para la historia jaja. que sepas que cuando voy a Cuba siempre voy por la estacion de trenes para recordar toda mi infancia. Bueno un saludo desde Canarias pra ti y para tu madre.