1 oct. 2008

Tarimas vacías

En sus Reflexiones de hoy, Fidel se propuso elogiar la película Kangamba y rememorar el hecho histórico en el que está basada. Pero como ya es habitual en esos textos suyos (¿suyos?), acabó hablando de otra batalla y de otros sucesos. De paso, le ordenó al ICAIC que empezaran a producir la saga del filme que se acaba de estrenar en La Habana.
En el último párrafo, no desperdició la oportunidad para atacar a su archienemigo: “Mientras tanto, el imperio se atasca en una crisis económica que no tiene igual en su decadente historia, y Bush se desgañita pronunciando disparatados discursos. Es de lo que más se habla en estos días”, concluye.
Sí, el comandante tiene razón, de la crisis mundial es de lo que más se habla en el mundo, menos en su país, donde el único tema de conversación es la crisis alimentaria y la desesperanza colectiva que provocaron los ciclones y la incapacidad del gobierno para enfrentarlos.
La única medida que se ha tomado hasta ahora fue adoptada por el diario Granma, quien decretó en un editorial duros castigos para los campesinos que vendan sus cosechas por un precio mayor al que tenían antes del paso de las tormentas. Como consecuencia de ello, todas las tarimas en todo el país están vacías.
Esa era la reacción que todos predijeron. Todos menos Fidel. Al máximo líder sólo le alcanza el tiempo para estar pendiente de la catástrofe ajena.

3 comentarios:

El Crucense Ausente dijo...

Camilo, a la entrada de los pueblos que han sufrido los ciclones, detienen todos lo que intentan entrar y les retienen las cámaras fotográficas y los celulares que también tengan cámara, para que no puedan llevarse el testimonio del desatre, pero sobre todo, la inactividad del gobierno. Sólo se habla de medidas represivas, pero nadie dice cómo ni cuándo se van a solucionar los problemas ni siquiera a largo plazo.

Anónimo dijo...

En el Tribunal Municipal de Plaza hoy bajaron dos guaguas de viejitos para sancionarlos entre 1 año y 1 año y medio. Un viejito estaba llorando, dice que había hecho en su casa cinco litros de yogurt, con la leche que le dan por diabético, para vender porque su hija se va a casar y querían reunir algo de dinero, y no entendía que lo fueran a sancionar por eso.

Anónimo dijo...

Ques se va a esperar de un gobierno como el de Cuba, es increible que no dejen ni que la gente vea lo que esta pasando, nosotros aca en los Estados Unidos con cajas de cosas para enviar y por esta maldita situacion no podemos enviar nada, vamos aver si Obama se atreve a levantar este embargo y los hijo de su madre de alla , empiezan a pensar en ese pueblo, es triste ver como la gente no tiene de nada alla.