2 sept. 2008

El poeta y el violador

Sólo hay una cosa peor que un revolucionario resentido: un revolucionario resentido con un compañero de luchas. Fidel Castro suele ser implacable con sus enemigos, pero cuando se trata de castigar a un correligionario, se ensaña.
Ejemplos sobran, desde Hubert Matos hasta Arnaldo Ochoa y Tony de la Guardia. Un numeroso grupo de escritores dominicanos, reunidos en el Festival de Poesía en la Montaña, difundieron un comunicado solidario con Ernesto Cardenal, quien en estos momentos es víctima de las injurias y la represión del gobierno de Daniel Ortega.
Yevgeny Yevtushenko, José Saramago, Mario Benedetti, Eduardo Galeano, Tomás Eloy Martínez, José Emilio Pacheco, Antonio Skarmeta y Mario Vargas Llosa, entre muchos otros, también le han salido al paso a Ortega, a quien se le acusa de violar a su hijastra con la complicidad de su esposa, Rosario Murillo.
“Si esta información es verdad, esa es la peor cosa para el prestigio de ese país. Nuestro poeta Pushkin escribía en su obra Mozart y Salieri que el genio y la maldad son incompatibles”, dijo Yevtushenko. Sí, Cardenal y el violador son incompatibles.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El odio es lo único que mueve a esos personajitos de mierda que tanto daño le han hecho y le siguen haciendo a nuestras patrias.

Anónimo dijo...

Fito & Fitipaldis me gusta más que Calamaro que a veces es un poco pedante y cree que todo el mundo está dispuesto a chuparse su rollo. Pero reconozco que el tío hace muy buenas canciones. Todo un poeta, como cualquier argentino que se precie de serlo.