19 ago. 2008

Cuando Dashiell se desnuda se llama Rocío

Dashiell Torralba, aquella muchachita que se escapó de La Habana con un video donde su suegro se comía una toronja en bata de casa, ahora se llama Rocío Marrero y está en la cárcel. En Cuba, era la hija del ministro de Transporte y la novia del hijo del Comandante en Jefe. En Estados Unidos acabó presa de sus ambiciones, al tratar de alcanzar el éxito con la misma estrategia que lo logró en La Habana.
Según sus propios testimonios (dados en aquellos patéticos programas donde ella exhibía imágenes de un Fidel desconocido y modesto, arrumbado en la esquina de una mesa), en Cuba ella y su novio se dedicaban al tráfico de visas. Corrían los años más duros del Período Especial y para celebrar con sus allegados, hurtaba botellas de Rivera del Duero de la bodega del Comandante.
Antes de ir a la carcel por fraude, Dashiell tuvo tiempo de hacer una película porno. En una página del exilio más recalcitrante leí que se trata de "una venganza de los Castro". Nada más absurdo y ridículo. Nadie pudo obligar a Rocío a que dejara de llamarse Dashiell y se desnudara aún más delante de todos.
Ella y su novio no padecieron ni la mitad de las calamidades a las que tuvieron que someterse todos los cubanos de su generación. Para ellos el Periodo fue un poco más Especial que para el resto, pero nadie escapa a los condicionamientos sociales ni a la contaminación que ellos producen. Son hijos de un país en el que todos tienen que sobrevivir a como de lugar y con la convicción de que, para lograrlo, vale todo.

No hay comentarios: