8 ago. 2008

Habrá que esperar a mañana

La reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que pretendía pedir el alto al fuego entre el Ejército de Georgia y las fuerzas separatistas de Osetia del Sur ha concluido sin lograr un acuerdo. Mientras tanto, en Tsjinvali se sigue combatiendo. Eduard Kokoiti, el presidente surosetio, asegura que los bombardeos de hoy dejaron por lo menos 1,400 muertos.
Mientras en Beijing se inauguraban los Juegos Olímpicos más fastuosos de la historia, los tanques rusos irrumpían en territorio de Osetia de Sur para apoyar a las fuerzas rebeldes. “Este es el tercer genocidio del pueblo oseta cometido por Georgia”, ha asegurado Eduard Kokoiti a la agencia rusa Interfax.
Por su parte, Georgia ha anunciado que planea imponer la ley marcial en las próximas horas, lo que daría su ejército entera libertad para manejar el conflicto. No es posible calcular las muertes que se produzcan en Tsjinvali antes de que se reanude la sesión en Naciones Unidas. Por lo pronto habrá que esperar a que amanezca en Nueva York y a que todos los miembros del Consejo desayunen.

2 comentarios:

Denis Fortun dijo...

camilo, te invito a que leas lo que publique hoy en mi bog www.fernandinadejagua.blogspot.com, inspirado un tanto por tu cronica; gracias por enviarmela.

Jorge Ignacio dijo...

Camilo: ha sido una grata sorpresa encontrar tu blog de casualidad. Me ha gustado mucho. Es original y sentido. Sé perfectamente a lo que te refieres, porque estuve allí, en Paradero de Camaranes, guiado por ti. inolvidable incursión. ya veo que quedamos pocos dentro del verde caimán. Espero que la vida haya sido grata contigo. Los que emigramos, casi siempre, llevamos las dos jabitas en las manos. Estoy en Barcelona desde hace siete años. Te deseo suerte. Un abrazo.