21 ago. 2007

Martí el relacionador

Ventana acaba de publicar la reseña que hiciera el Listín Diario de la primera visita de José Martí a Santo Domingo, el 22 de septiembre de 1892. Es curioso, pero ya en esa remota crónica social, acaecida tres años antes de la muerte del poeta cubano, se le trata de apóstol.
Cinco días antes, don Federico Henríquez y Carvajal recibió un telegrama en forma de nota de prensa: “José Martí saludará amigos queridos de un momento a otro, pues, estará en esta capital el notabilísimo orador y distinguido literato y poeta cubano, cuyas producciones son tan celebradas entre nosotros”, decía el aviso.
Es obvio que el estilo de ese comunicado no se corresponde con el del autor de “Versos sencillos”, pero no dudo que lo haya hecho él mismo, desdoblándose por un momento en un narrador omnisciente, en un heterónimo. Él fue un héroe, pero también fue un gran relacionador público y estaba claro que alrededor de la figura de un apóstol nada podía dejarse a la casualidad.

No hay comentarios: